jueves, 28 de mayo de 2009

cronologia del conflicto armado en colombia-imagenes/video

MAPA CONFLICTO ARMADO EN COLOMBIAPRESIDENTES ALVARO URIBE Y HUGO CHAVEZ
GUERRILLERO TOMAS MEDINA


OPERACION JAQUE

Natalia Madrid, Tatiana Gallego, Sebastian Novoa, Andres Quintero,Alejandro cardona.
Otra forma de ver el conflicto, acontinuacion una y mil razones para quedarse en Colombia y sin ser parte del conflicto armado.





miércoles, 27 de mayo de 2009

¿ES CONFLICTO ARMADO INTERNO LO QUE ENCONTRAMOS EN COLOMBIA EN LA ACTUALIDAD?

Frente a este tema se ha rumorado y se ha comentado en repetidas ocasiones en los últimos días, hay una discusión en el ambiente sobre la disputa que encontramos hoy en el estado colombiano, confrontación entre las fuerzas militares del estado y los grupos que se encuentran al margen de la ley.
Es necesario advertir la importancia que recibe esta definición de la controversia interna, sobretodo en el campo internacional.
Es claro entonces que hay que tomar postura sobre si en Colombia estamos frente a un conflicto armado o si por el contrario estamos frente a una situación diferente. Es indispensable para hacer este análisis apartarse de las opiniones e intereses políticos, para no decaer en una postura interesada, que lo que pretenda es recibir beneficios internacionales.

Se pretende mediante este escrito argumentativo demostrar que en Colombia si estamos frente a un conflicto armado interno.
Para comenzar es indispensable realizar un estudio claro y detallado desde la teoría del conflicto, y llevar esta a la praxis, compararla y analizarla con la actualidad en nuestro país.
¿Que podemos entonces entender por conflicto? Es acertado el concepto asignado por Remo E. Entelman reconocido estudioso del conflicto desde todo los ámbitos: el cual propone lo siguiente “El conflicto consiste en una enfrentamiento o choque intencional entre dos seres o grupos de la misma especie que manifiestan los unos hacia los otros una intención hostil, generalmente acerca de un derecho, y que para mantener, afirmar o restablecer el derecho, tratan de romper la resistencia del otro, usando eventualmente la violencia, la que podrían llevar al aniquilamiento físico del otro”. Partiendo de la adecuada conceptualización del conflicto propongo analizarla separadamente, primero analicemos la siguiente parte “choque intencional entre dos seres o grupos de la misma especie que manifiestan los unos hacia los otros una intención hostil” , según esto analicemos cuales son los sujetos del conflicto, encontramos entonces de un lado de la confrontación a el estado colombiano quien es el legitimo poseedor de la fuerza, y de otro lado encontramos a los diferentes grupos que se encuentran al margen de la ley, sin importar el nombre o denominación que reciban, sean FARC, sean AUC, sean delincuencia común. Dilucidamos entonces en nuestro diario vivir que definitivamente hay un choque un enfrentamiento entre las fuerzas del estado y estos grupos, continuemos con la siguiente parte, “generalmente acerca de un derecho” esta parte destacada es la mas importante de todas para poder llegar a determinar si hay o no conflicto, pues la dificultad según lo que se observa en las diferentes opiniones sobre el tema es llegar a determinar cual es el derecho que se disputan hoy en día el estado y los grupos insurgentes, pues mucha de esas teorías señalan que estos grupos violentos perdieron sus intereses políticos, y que por lo tanto no están en disputa con el estado, por encontrarse dedicados de lleno a la actividad delictiva del narcotráfico, argumento que es totalmente valido y veraz, pero lo que no han logrado identificar es que aun así se esta en disputa por un derecho, ese derecho es la legitimidad frente al uso de las armas, y ahí encontramos la fuente del conflicto. Se reitera entonces que el derecho que se disputa entre los dos bandos del conflicto es el uso legítimo de las armas, no es el derecho por el ejercicio del poder político, legislativo y judicial, aunque estos grupos han usado estas facultades de ser jueces por ejemplo en esas regiones donde ejercen control, pero no es su interés hacerlo solo lo hacen tratando de establecer un orden y así controlar de manera mas fácil a la población civil, su verdadero interés es el uso de las armas al igual que lo quiere el estado, el estado para ejercer el control social en Pro de una convivencia, una justicia social etc., pero estos grupos disputan y defienden el uso de las armas pues es el mecanismo mediante el cual defienden a capa y espada sus intereses delictivos y ambiciosos del narcotráfico.
Continuando con la definición de Entelman del conflicto, hagamos alusión a la parte que sigue en el concepto:”….y que para mantener, afirmar o restablecer el derecho, tratan de romper la resistencia del otro, usando eventualmente la violencia, la que podrían llevar al aniquilamiento físico del otro”. Podríamos pensar entonces que el derecho del uso legítimo de la fuerza (armas) se esta confundiendo con la consecuencia del conflicto, de cómo ambas partes puede llegar a defender ese derecho disputado, pero no es así, simplemente en este caso coinciden pero no siempre que se presenta un conflicto, el resultado va ser un choque violento, aclarando que no se esta refiriendo al conflicto armado si no al conflicto como tal, no se puede argumentar que el derecho fuente de la contraposición es el narcotráfico por que el estado no tiene interés de producir ni lucrarse de la producción de la droga, el estado lo único que pretende es a través de su fuerza limitar y sancionar a esas personas que se han salido de la ley, normas que han sido señaladas como delictivas por el legislador, entonces el narcotráfico ni el interés político se pueden considerar la fuente del conflicto.

Es irrefutable la idea de que el conflicto es un conflicto armado, basta con mirar la televisión y los periódicos para mirar la capacidad armamentista de estos grupos violentos.

No basta con los anteriores argumentos es necesario ir a las disposiciones legales que se han dicho sobre el tema, podemos acudir entonces por ejemplo al tratado de Ginebra en sus diferentes convenciones en el Art 3 donde se mencionan los conflictos no internacionales.
Este convenio internacional impone unos requisitos para que se considere que en un país hay conflicto armado interno, le exige a los grupos al margen del estado una organización interna y el respeto a normas internacionales en la guerra. Es una utopía lo que pretenden los estados que acogen este convenio internacional, querer que grupos alzados en armas que tienen otros intereses diferentes a los de gobernar, tengan una organización semejante a la del estado. Con esto no se puede desconocer que en Colombia no hay conflicto armado interno.







BIBLIOGRAFIA

“Teoría del Conflicto” Remo E. Entelman.
Serie coordinada por Raúl Calvo Soler
P.A.R.C



Art 3 Convención de Ginebra en todos sus protocolos.



Artículo de Jean Pictet
“Definición de conflicto armado de carácter no internacional”
Director del CICR en 1946; desde 1967 fue miembro del Comité y, por último, se desempeñó como vicepresidente de la Institución, a la que sirvió hasta su retiro en diciembre de 1984.

www.amnesty.org/es/armed-conflict

JUAN SEBASTIAN VILLEGAS
JOSE DAVID DURANGO

¡La extradición la posible solución al conflicto!

El conflicto, donde hoy una bala mata directa e indirectamente, donde un francotirador con o sin experiencia tiene como meta poner fin a una vida, dañando a las familias de las victimas y a una sociedad que cada mañana al despertar solo escucha noticias crudas y sangrientas.


En estos conflictos existen dos sujetos: los activos y los pasivos; activos entendiéndose aquellos que intervienen directamente en el conflicto y pasivos los espectadores del conflicto que sin estar estrechamente ligados con el, sufren sus consecuencias.


Los conflictos no comenzaron únicamente por las injusticias ocasionadas del gobierno sobre su población, es un algo cultural que comenzó desde las familias donde un niño veía muchas veces como su padre agrede a su madre, como sus hermanos mataban a otros para poder vivir, como sus madres vendían su cuerpo para poder llevar comida a su mesa, como sus amigos se sentían adultos solo por consumir drogas o portar un arma.


El gobierno hoy por hoy trata de lidiar esta batalla del conflicto al menos por uno de sus múltiples flancos; trata de generar penas para poder corregir a esas personas de la sociedad que están directamente implicadas, las existentes no son suficientes. Hoy quiero hacer regencia a un método que se encuentra en uso y se escucha mucho últimamente, la extradición.


Este es un procedimiento por el cual una persona acusada o condenada por un delito conforme a la ley de un Estado es detenida en otro y devuelta para ser enjuiciada o que cumpla la pena ya impuesta. [.1]

Si bien existe una cooperación internacional muy activa para la represión de los delitos, continúa existiendo la regla de que un Estado está obligado a conceder la extradición de [.2] un delincuente extranjero, solamente si existe tratado internacional con el Estado que requiere la extradición. Cuando no hay tratado, el Estado requerido está facultado para acordar la extradición, pero no está obligado a concederla. 1

En la mayor parte de los tratados de extradición se requiere que el Estado que la pide demuestre la existencia de causa para enjuiciar o castigar al requerido; que el delito imputado se haya tipificado como tal tanto en la legislación penal del Estado requerido como en la del Estado requirente.

Se establece la extradición con respecto a las personas procesadas o condenadas por las autoridades de un Estado y que se encuentre en el territorio de otra. Para ello se requiere que la condena o proceso en el otro Estado sea de cierta gravedad; una condena superior a un año o un proceso por un juicio del que puede resultar sanción superior a dos años. Se solicita además que el Estado requirente tenga jurisdicción para conocer y fallar el delito. No se extraditará hacia los Estados que tengan pena de muerte y en caso de que el mismo delito por el que se requiere a un individuo ya haya sido juzgado en el Estado requerido.

Se espera que el individuo se regenere y logre después de cumplir su condena integrarse nuevamente a la sociedad.

La teoría suena justa; aunque tenemos que tomar en cuenta que la justicia es una utopia, pero las imagines nos hacen pensar otras cosas, no quiero imaginarme que se podría decir si se hablara con algunas de estas personas….¿será la mejor forma de hacer las cosas? ¿si se lograran los objetivos con estos procedimientos? Yo prefiero dejar estas preguntas ala respuesta de cada uno de los lectores.



ELABORADO: JENNIFFER ANDREA VALENCIA CHAVARRIAGA

GRUPO CONFLICTO INTERNO JUEVES

martes, 26 de mayo de 2009

LA IGLESIA FRENTE AL CONFLICTO ARMADO





ROL EN EL SIGLO XX
Aunque Colombia siempre ha sido considerado el país del Sagrado Corazón, es interesante recordar que el papel de la Iglesia no ha sido siempre la vía del diálogo y la paz.
Durante la época de violencia del país, no solo se enfrentaron las facciones políticas con sus ideologías acérrimas y las armas en alto, pues el poder no era solo del más fuerte políticamente sino de otros aliados que para muchos pasan desapercibidos. La iglesia y la Prensa, dos poderes diferentes pero que cumplieron papeles clave dentro del desarrollo de la vida política del país.
Vale la pena considerar, que es la iglesia una aliada de la ideología conservadora, que ejerció un fuerte rol censurando la prensa escrita del momento, como lo hizo Miguel Ángel Builes con el Espectador y El Tiempo, y por su parte proponiendo una prensa sesgada que modelaba el pensamiento de la época en contra de toda idea de izquierda, pues aprovechando un estatus tan sólido, todo aquello que no fuera de parte de la iglesia prácticamente condenaba a los creyentes.

EN LA ACTUALIDAD
En la Constitución Política de Colombia de 1.991, se declaró la diversidad de credos y, teniendo en cuenta que ya no son tantos los católicos, pareciera que es la única que toma posición frente a la problemática del conflicto armado en Colombia.
Y aunque quisiera hacerse la de la oreja gocha, sencillamente no puede porque ella ha sido generadora de conflicto (toda vez que algunos sacerdotes han participado y dejado el ornamento por las armas; caso padre Camilo con el ELN), como mediadora ante el conflicto con cualquiera que haya sido el grupo generador de violencia.
También ha puesto su cuota de mártires en el desarrollo de este conflicto, ya que en confusos hechos han sido asesinados algunos de sus miembros y por fe se espera que sea el producto de una posición política y de opinión derecho que tenemos todos y no por hacer parte de uno u otro grupo.
Pero la inferencia de la Iglesia en el proceso de desarrollo político, social y económico del país, si ha permitido visualizar otras clases de salidas a cualquier conflicto que genere zozobra en la población civil.
Como nos lo hace ver, el Presidente de la Conferencia Episcopal Colombia (CEC), Mons. Rubén Salazar, señaló que la opción militar no ha sido nunca la solución a los conflictos en ninguna parte del mundo y que el camino que debe recorrer el país es el del diálogo político, en el que también participe la sociedad.
“Estamos convencidos de que el conflicto no tiene solución por la vía armada. Este tipo de conflictos jamás se solucionan militarmente. No ha ocurrido en ningún lugar del mundo, menos aquí en Colombia, donde existen elementos como la presencia del narcotráfico, que hacen que el conflicto sea inacabable", afirmó el Prelado en declaraciones al diario El Tiempo. (1)




Y esto es verdad, porque el uso de las armas sólo es el producto de un estado emocional irracional que da el poder, ya sea legítimo o, el que se adquiere al margen de la ley, que no permite entrar en diálogo con la contraparte y, en ese tire y afloje sale a flote el hombre cuaternario que no tenía idea que existían Derechos Humanos, que no conocía las normas mínimas de convivencia y menos el respeto por la vida. Y si en esa época había alguna agresión era basada en la sobrevivencia, cualidad inherente al ser humano por sobre vivir no como sucede hoy que se atenta contra el otro basados en el odio, la ambición y el deseo insaciable de poder.
No importa a que religión se pertenezca en el fondo somos cristianos excepto un número reducido de otras filosofías doctrinarias. Que miedo a ser cristiano por que nos agredimos por cualquier cosa hasta acabarnos cual jauría de hienas hambrientas que sólo paran cuando ya no hay que más destruir.




LA IGLESIA COMO BLANCO DE LAS ARMAS:




Ya se ha visto que la Iglesia no sólo ha actuado en la conyuntura política del país como censura sino tambien como pacificadora. No obstante, en su intento por proponer alternativas correspondientes a su mision evangelizadora, ha sido vulnerada por el mismo conflicto. Se considera que desde el asesinato de Monseñor Jesús Emilio Jaramillo Monsalve, obispo de Arauca en 1989, éstas acciones violentas contra los religiosos se han agudizado aún más pues tambien los secuestros y las extorsiones han hecho parte de estos episodios.




Por su parte, en el 2002 Monseñor Pedro Rubiano se pronuncio frente a las comunidades religiosas pidiendo atención a los atentados que contra ellos se han proferido pero ante todo es necesario comprender que los sacerdotes futuros tendrán un gran compromiso para defender su labor y la comunidad para la que trabajan, en sus palabras "A ustedes, futuros sacerdotes diocesanos o religiosos, les tocará afrontar la tarea evangelizadora en el campo de la pacificación y reconciliación de nuestras comunidades, heridas por tan diversas formas de violencia".(2)





1.http://www.aciprensa.com/noticia.php?n=24900
hora 10:48- día 12 de mayo-2009


2. La iglesia en el conflicto. Medios para la la paz.[En línea] http://www.mediosparalapaz.org/index.php?idcategoria=815. Consultado el 18 de Mayo de 2009










integrantes:
Juan Manuel Chavarría
Edgar Ortega
Juliana Vélez
Oriana Quintero
Laura Builes

miércoles, 20 de mayo de 2009

Derecho Penal Internacional Frente A La Situacion En Colombia


No hay duda que la Corte Penal Internacional ha sido una de las instituciones mas importantes de justicia y compromiso de la humanidad en contra de la impunidad. Esta es la primera organizacion encargada de castigar a los culpables de crimenes de guerra y hechos que van en contra de los derechos humanos. El derecho internacional humanitario se dota de instrumentos de sanción penal de la comunidad de las naciones. Hace explicita la aplicación de todas las normas humanitarias a los conflictos armados internos. Esta es una organización que solo actúa por petición de un país específico o por un fiscal. Estas características hacen de la corte la organización mas efectiva para defender los derechos mas importantes en una persona o estado.

Esto ha sido reconocido en muchos paises, como Colombia, en donde esta organización ha tenido muchas fallas por la incapacidad para operar en el pais.

http://www.youtube.com/watch?v=5RRORUNxoBY

Los beneficiados sin duda de esta incapacidad son sin duda los culpables de crimenes tan graves como secuestros y asesinatos, que siguen comentiendo dichos actos con la tranquilidad de que no tienen demandas internacionales, por esto sienten como si Colombia fuese un tipo de refugio en el cual pueden cometer los crimenes mas horribles y no serán vistos internacionalmente.

La posición que ha tomado el gobierno colombiano, que esta bajo la administración de Álvaro Uribe, ha hecho que los encargados de organizaciones defensoras de la paz hagan innumeradas criticas hacia el país y su justicia. En los documentos y cartas que han comenzado a circular nacional e internacionalmente, se demanda al gobierno colombiano que levante la salvedad y se abstenga además de atender a la solicitud de un acuerdo bilateral con los Estados Unidos para excluir bajo toda condición a los ciudadanos de ese país de cualquier competencia de la CPI.

En una situación de confrontación armada como la que se presenta en Colombia, es un contrasentido que el Gobierno excluya de la competencia de la Corte, precisamente los “crímenes de guerra”. Es cierto que al mantenerse la vigencia de competencias frente al crimen de genocidio y a los crímenes de lesa humanidad , se mantienen instrumentos de disuasión y castigo que pueden contribuir en alguna medida a proteger los derechos de la población, pero se entrega un mensaje de flexibilidad y tolerancia ante practicas que violan los Convenios de Ginebra sobre Derecho Internacional Humanitario “como parte de un plan o política o como parte de la comisión en gran escala de tales crímenes”.

En Colombia hay muchos actos que se podrian denunciar ante la Corte Penal Internacional pero que hasta el momento no se han denunciando, como:

-Ataques a poblaciones.
-Explosivos en lugares publicos.
-Utilización del secuestro como arma de guerra.
-Utilizar civiles como escudos de guerra.
-Vincular menores de edad a la filas de los grupos armados.

Para que un crimen pueda ser considerado en la Corte Penal Internacional, tiene que ser un crimen que afecte directamente a grandes grupos de la poblacion civil como pueblos, osea que los asesinatos a una sola persona, o un secuestro no serían tenidos en cuenta en esta corte.
Pero los numeros casos que hay en Colombia sobre violación a los derechos humanos y crímenes de lesa humanidad podrían ser usados por un fiscal y con argumentos válidos podrían ser tenidos en cuenta por la Corte Penal Internacional.

La Corte Penal Internacional tambien ha intervenido en Colombia recientemente, por la denuncia del presidente de Colombia Álvaro Uribe al presidente de Venezuela Hugo Chávez por terrorismo, cuando el presidente venezolano defendió públicamente a la organización terrorista de las FARC despues de la muerte de uno de sus dirigentes Raúl Reyes.

http://www.youtube.com/watch?v=l4YHladXf-4

Cibergrafía.

http://www.unhchr.ch/Huridocda/Huridoca.nsf/0/86a0d7151265a9e4c1256bba002fe137?Opendocument

http://www.hchr.org.co/publico/pronunciamientos/ponencias/po0563.pdf

http://www.presidencia.gov.co/sne/2005/altocom/ensayo22.htm



Publicado por:

Juan Esteban Gómez
David Giraldo
Juan Camilo Grisales

lunes, 18 de mayo de 2009

Consecuencia del conflicto armado en Colombia.

video
Video tomado de http://www.youtube.com/watch?v=vD3OMljSvZ8 el día 18 de mayo de 2009




Art. 22. La paz es un derecho y un deber de obligatorio cumplimiento.

Aunque nuestra constitución consagra la paz como un derecho, debido a un grave conflicto que se presenta al interior de nuestro país, tal vez originado por la política, el narcotráfico, las ansias de poder, la falta de oportunidades y la pobreza misma, éste maravilloso derecho anhelado por todos y vulnerado por muchos,dejo de ser un derecho protegido por nuestra carta política para convertirse en una UTOPÍA.


© Prisacom S.A. - Ribera del Sena, S/N - Edificio APOT - Madrid [España] - Tel. 91 353 79


video

jueves, 7 de mayo de 2009

¿EXISTE UNA SALIDA PARA EL CONFLICTO ARMADO EN COLOMBIA?

En los últimos años, el gobierno colombiano ha venido luchando contra el conflicto armado de una manera no tan prospera, sin bien es cierto que se han buscado diálogos con los grupos insurgentes y que se han aplicado miles de estrategias para darle una salida definitiva al conflicto, no ha sido suficiente, ni mucho menos radical para el cambio que necesitamos en nuestro país.

Actualmente en el gobierno de Álvaro Uribe Vélez, se centra una estrategia con algo muy concreto llamado “seguridad democrática” nuestro presidente reelecto no ha hecho mas que priorizar la confrontación armada, abriendo las puertas cada vez mas a los gringos para que hagan parte de decisiones que deberían competerle solo a Colombia, y esto si que hace mas difícil priorizar los problemas del país que muchos de ellos son causa del conflicto que hoy se vive y que hace cuatro décadas se ha venido luchando.

Si se asume que la derrota militar de las fuerzas enfrentadas resulta imposible de lograr, se llega aparentemente a una circunstancia de equilibrio que favorecería una salida negociada. Esta idea, que hace depender la suerte de la negociación del conflicto de la inderogabilidad del enemigo, conlleva la dificultad de que no excluye la pretensión de obtener una posición de fuerza prevalente sobre el mismo, para obligarlo a aceptar condiciones desfavorables; en otras palabras, si bien puede generarse la conciencia de que la vía militar no es la solución, no deja de resultar un instrumento de disuasión y mejoramiento de status en la salida negociada. Al parecer, en la actual etapa del conflicto nos encontramos en este forcejeo, lo cual, desafortunadamente, puede prolongarse, con altos costos en cuanto a dolor, sangre y atraso económico y social; pero las cosas resultan más complejas cuando advertimos que, por la dinámica de la guerra y la vinculación del grueso de sus actores irregulares con la economía ilegal, se puede sobreponer al objetivo estratégico de una solución aceptable, en términos militares, sociales, políticos y económicos, el objetivo coyuntural de la supervivencia del lucro económico derivado de sus actividades ilícitas, con base en ciertos poderes locales. Además, la incidencia del narcotráfico en la confrontación bélica, así como el pretexto de salvaguardar la seguridad del hemisferio, coloca al país en una posición de reducida autoderminación en la resolución del conflicto. La política internacional de Estados Unidos, la mayor potencia militar y económica del mundo desde que acabó la Guerra Fría, no cobra justificación en la lucha anticomunista, sino en el combate contra las drogas y, prioritariamente, a partir de los episodios del 11 de septiembre, en la lucha contra el terrorismo. (1)

Hace pocos meses, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo Humano (PNUD) se hizo a la tarea de abordar las múltiples facetas de la guerra entrevistando a cientos de personas, líderes, académicos y movimientos en 220 municipios del país. Su Informe Nacional de Desarrollo Humano abordó por completo el conflicto armado, bajo la premisa de que la violencia es un obstáculo para la ampliación de las oportunidades legítimas para la gente. La conclusión principal es que el conflicto colombiano es una guerra de perdedores: "Las FARC y el ELN en cuatro décadas de lucha armada están aún lejos de llegar al poder. Los paramilitares en 20 años de barbarie no han logrado acabar con la guerrilla. El Estado no ha sido capaz de derrotar a los insurgentes, ni de contener el paramilitarismo, ni de remover las causas del conflicto". Según Mauricio Uribe, investigador asociado del informe, "uno no podría entender la lógica del conflicto si no tiene en cuenta la historia. La guerrilla es una suerte de monstruo de ocho caras que explica la complejidad del conflicto colombiano y que hace que cualquier afirmación breve y simplista sobre la dinámica del conflicto sea falsa". (2)


El presidente Álvaro Uribe, en muchas ocasiones a puesto en duda la existencia del conflicto armado ya que con sus propias palabras a dicho que en realidad en el país no existe tal conflicto si no una guerra contra el terrorismo y el narcotráfico, si esto fuera así entonces nos preguntaríamos ¿por que existe un comisionado de paz?, o ¿por que hablamos de un si o un no sobre la beligerancia de la guerrilla? Muchas interrogantes y contradicciones atacan al país, sabiendo que en realidad, la única búsqueda tal vez no ajena a todos y no contradictoria ha sido la búsqueda de la paz, del no mas violencia, de parar de una vez y por todas una guerra, que al parecer cada cual la maneja a su conveniencia, el gobierno por su lado, buscando que los países lo auxilien y buscar provecho con las millonarias sumas de dinero que se le invierte al conflicto de Colombia “ pero para Uribe hay si existe un conflicto”, por otro lado los mismos grupos insurgentes queriendo merecer la corona del miedo y el terror, queriendo vencer por medio de muertes, desplazamientos forzados y así mismo proclamarse “EJERCITO DEL PUEBLO”.

Un análisis hace pensar que las negociaciones con la insurgencia puedan tener alternativa, si se ponen en práctica algunas lecciones que nos dejan los procesos anteriores en el caso colombiano

Una de ellas es tener en cuenta que la paz es un asunto político, que no se puede reducir a lo militar. Por lo político se entiende la capacidad de una sociedad para lograr consensos que permitan llegar a metas comunes, socialmente benéficas que se expresan en un modelo de sociedad y respondan positivamente a las principales problemas que afectan a un país. Por lo tanto, no basta una paz elitista, negociada entre el gobierno y la guerrilla pero que es incapaz de integrar en el proceso a todo movimiento social que apunta a construir una sociedad sin exclusiones. Solo se podrá avanzar en la construcción de la paz en nuestro país si se cuenta con un amplio respaldo popular que avale la reforma necesaria

Pero personalmente creemos que mientras las causas que emiten y alimentan el conflicto sigan y no se busca la manera de encontrarle un contrapeso a esto será muy difícil de encontrar una salida al conflicto en el país , mientras que haya pobreza, hambre, falta de educación, de oportunidades para sobrevivir dignamente, será algo absurdo querer buscar la paz por medio de combates y de matanzas, cuando el origen de esta guerra sigue acrecentándose mas en el país

No es fácil decir si algún día podríamos llegar o no a una salida hacia el conflicto, pero lo que si es cierto es que en estos momentos estamos lejos de llegar a ella, La estrategia gubernamental colombiana de desmovilización paramilitar y la legislación para su consolidación (Ley de Justicia y Paz), ha abierto la puerta al reciclaje de los miembros de grupos paramilitares y ha fallado en la desarticulación total de estos grupos. Además, ha garantizado la impunidad de graves violaciones de derechos humanos, incluyendo el reclutamiento de personas menores de 18 años. La política de seguridad democrática del Estado colombiano no ha generado avances sustanciales y por el contrario ha tenido un fuerte impacto negativo en las comunidades ubicadas en zonas estratégicas para los grupos armados. (3)

Estas y otras razones seguirán acrecentando el abismo entre una salida a lo que hoy llamamos conflicto interno colombiano, y de seguir encaminados a la triste realidad que vivimos en nuestro país y que sin duda alguno faltara mucho para que nosotros los colombianos realmente participemos de un Colombia nueva y de ponernos a la vanguardia sin resignarnos a perder la batalla.

(1)http://ciruelo.uninorte.edu.co/pdf/derecho/19/7_El%20conflicto%20armado%20en%20Colombia.pdf

(2) Conflicto colombiano: ¿hay una salida? Sacado el 28/05/09 de

http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/latin_america/newsid_3753000/3753521.stm

(3) Informe conflicto armado en Colombia: Fronteras - la infancia en el límite tomado el 28/05/09 de http://www.reliefweb.int/rw/rwb.nsf/db900sid/EGUA-73QKQS?OpenDocument

BIBLIOGRAFÍA:

http://alainet.org/active/3952&lang=es

http://www.derechos.org/nizkor/colombia/ya/confarm1.htm



QUÉ HA SIGNIFICADO LA EXTRADICIÓN PARA COLOMBIA



QUE HA SIGNIFICADO LA EXTRADICION PARA COLOMBIA?
En los años 80 la extradición era para los delincuentes el peor castigo que la justicia pudiera brindarle. La amenaza de ser enviados a estados unidos causo miles de muertes de inocentes y simpatizantes de esta política.
Pero lo que antes se consideraba una condena ahora es casi un premio para los delincuentes y narcotraficantes que desean escapar d ela justica colombiana. 1
Para estos personajes es mucho más beneficioso confesar y entregar unos pocos bienes en estados unidos a cambio de penas de dos o tres años y luego seguir delinquiendo desde afuera.
Realmente la política de extradición ha sido una política de una sola vía, de la cual solo se ha beneficiado el gobierno de los estados unidos. Colombia obedece instrucciones de otro gobierno para verse beneficiado con dineros para la lucha antidrogas.
El sistema ha sido mal aprovechado, se han otorgado beneficios a otros países para la extradición pero no el pueblo colombiano. El gobierno colombiano debe exigir que elas declaraciones de los delincuentes en el exterior sean compartidas, que los bienes y dineros que entregen sean utilizados para reparar las victimas y los daños causados en la sociedad colombiana, además la extradición debe ser reciproca, los empresarios estadounidenses que colaboraron con grupos al margen de la ley en colombia deben responder por sus actos, precisamente aquí, en el país donde ayudaron a causar tanto terror y dolor . 2
Pero mientras la políticas continúen en el estado en que se encuentran Colombia no se verá realmente beneficiada. Las victimas ahora menos que nunca podrán saber la verdad, no se podrá poner una cara a la justicia y adelantar investigaciones que realmente rindan frutos para conocer los verdaderos delitos que han cometido los extraditables




1 Extradición entre lo jurídico y lo político ELESPECTADOR_COM.mht












por JUAN ESTABAN NARANJO- LEYDY MARCELA PEREZ

EL DERECHO INTERNACIONAL DE LOS DERECHOS HUMANOS FRENTE AL CONFLICTO ARMADO INTERNO EN COLOMBIA

El Derecho Internacional de los Derechos Humanos tiene su mayor desarrollo después de la segunda guerra mundial y dentro de sus objetivos esta la protección y la promoción del ser humano. Se podría llegar a confundir el Derecho Internacional de los Derechos Humanos con el Derecho Internacional Humanitario, pero encontramos que a pesar de que ambos pertenecen al Derecho Internacional Público, el primero de ellos se aplica tanto en tiempo de paz como en el evento de presentarse un conflcito y ademas es de carácter promocional, mientras que el Derecho Internacional Humanitario se aplica de forma exclusiva en el momento de presentarse un conflicto armado, por lo tanto tiene como fundamento la supervivencia, así las cosas encontramos una amplia diferencia entre estos dos sistemas normativos, sin embargo coinciden en que ambos propugnan por una especial protección de la personay en determinadas circunstacias se complementan.

Los Derechos Humanos son un Conjunto de facultades e instituciones que, en cada momento histórico, concretan las exigencias de la dignidad, la libertad y la igualdad humanas, las cuales deben ser reconocidas positivamente por los ordenamientos jurídicos a nivel nacional e internacional”[1]; estos se recogen en diversos instrumentos como lo son la Declaración Universal y la Declaración Americana de los Derechos Humanos, la Convención Americana, el Pacto de San Salvador entre otros. De la misma forma existe la Organización de las Naciones Unidas que es el Sistema Universal de Protección de los Derechos Humanos y la Organización de Estados Americanos que tiene igual función, pero a nivel regional, todo esto ha sido ratificado por los diferentes estados incluyendo a Colombia.

Por lo anterior es que los mencionados derechos le presuponen al estado una especial protección y le acarrea una posición de garante dentro de un conflicto armado, en la medida en que es el estado el que ostenta el deber de brindar seguridad a todos sus coasociados. En este punto es pertinente aclarar que el único que puede vulnerar Derechos Humanos son los estados, en la medida en que estos se comprometen a respetarlos a través de tratados de diferente índole, es así entonces como el estado responderá por las acciones u omisiones que cometan sus servidores públicos amparados en el carácter de tales; la Corte Interamericana de Derechos Humanos (organismo adscrito a la Organización de Estados Americanos) a condenado a Colombia en varias ocasiones por vulnerar derechos consagrados en la Convención Americana; muchos de estos casos se han presentado en el contexto de un conflicto armado, y si bien esa cierto que la Corte Interamericana no tiene facultad para prounuciarse sobre normas de Derecho Internacional Humanitario si las puede utilizar como criterios de interpretación; por otra parte en cuantos a los grupos armados al margen de la ley se puede decir que estos no vulneran Derechos Humanos, sino que infringen normas del Derecho Internacional Humanitario y que cometen delitos tipificados en la legislación penal. En síntesis mientras que a los grupos armados se les considera infractores del derecho Humanitario y de la ley penal al Estado se le considera vulnerador de Derechos Humanos.

http://www.derechos.org/nizkor/colombia/doc/informe.html#(2)

Ximena Botero Toro

Natalia Duque

Lady Nancy Zuluaga



[1] PEREZ LUÑO, Antonio. Estado de Derecho, Derechos Humanos y Constitución. Ed. Tecnos., Madrid,1995

EL DERECHO INTERNACIONAL HUMANITARIO FRENTE AL CONFLICTO ARMADO INTERNO - COLOMBIA















Se define Derecho Internacional Humanitario como el conjunto de normas convencionales y consuetudinarias de carácter internacional, cuyo objetivo es la protección de las personas y sus bienes, en situaciones de conflicto armado interno o internacional, mediante la regulación y limitación del uso de la fuerza; de ahí la importancia de la claridad de los conceptos ya que es aplicable a nuestro caso (Colombia) cuando el estado responde a la agresión de grupos armados al margen de la ley . Es un derecho de guerra que busca debilitar el potencial del enemigo hasta que se someta o se rinda “neutralizándolo”.

Las normas que regulan los conflictos armados internos están contenidas en el Artículo 3 común a los cuatro Convenios de Ginebra de 1949 y el Protocolo II de 1977 adicional a los Convenios de Ginebra. El primero trata sobre la asistencia humanitaria y el segundo sobre la protección y asistencia de las personas que se pueden ver afectadas con los conflictos armados internos.

Dentro de los principios fundamentales del Derecho Internacional de los conflictos armados están:
El principio de Humanidad: es donde el individuo tiene derecho al respeto por la vida, la integridad física y moral.
El principio del Derecho Humanitario: es aquel donde las personas puestas fuera del combate y las que no participan directamente de las hostilidades, serán respetadas, protegidas y tratadas con humanidad.
El principio de Distinción: son las acciones militares donde los combatientes tienen que distinguir entre la población civil y el enemigo.
El principio del Derecho de la Guerra: es aquel donde el combatiente no tiene un derecho limitado a elegir los medios y los métodos de la guerra.
El principio de la proporcionalidad: es aquel donde el combatiente debe adecuar los medios a su disposición, ante el objetivo que se le presente o vaya a neutralizar.
El principio de Limitación: es aquel donde los ataques deben limitarse estrictamente a objetivos militares.
Con lo anteriormente enunciado, no podemos omitir la definición de Objetivo Militar: son aquellos que por su misión, naturaleza, ubicación, finalidad o utilización, contribuyen eficazmente a la acción militar, o cuya destrucción total o parcial, captura o neutralización, ofrece en las circunstancias del caso una ventaja militar definida.


No se podrá atacar, destruir, sustraer o inutilizar bienes para la supervivencia de la población civil; tampoco será objeto de ataque: presas, diques, centrales nucleares y de energía eléctrica , que por su liberación produzcan pérdidas importantes en la población civil. Se prohibe cometer actos hostiles contra monumentos históricos, obras de arte y lugares de culto que constituyen patrimonio cultural y espiritual de los pueblos.



Juan Pablo Martinez C

David Escobar M

Laura Vasquez

Manuel Uribe


SEGURIDAD DEMOCRÁTICA



La política de seguridad democrática presentada por el presidente Álvaro Uribe Vélez es una política que propone un papel más activo de la sociedad colombiana dentro la lucha del estado y de sus órganos de seguridad frente la amenaza de grupos insurgentes y otros grupos armados ilegales.
Dicha política plantea la necesidad de establecer una presencia activa d todos los estamentos del gobierno y de las fuerzas armadas a lo largo del territorio nacional, con la colaboración activa y constate de la sociedad civil, para asegurar el éxito de las operaciones militares en contra de los grupos al margen de la ley.
Entre las propuestas mencionadas, se incluye la creación de redes de cooperantes, el ofrecimiento de recompensas a informantes, la estimulación de las deserciones dentro de los grupos armados ilegales, la creación de unidades de soldados campesinos, y el aumento del presupuesto asignado a la defensa nacional. 1
La política de seguridad democrática ha permitido que las carreteras puedan volver a ser transitadas sin temor a que los viajeros sean secuestrados o caigan en las llamadas Pescas Milagrosas. Además, la confianza que genera, ha permitido que la inversión extranjera vuelva al país. Entre algunos hechos sobresalientes, resultado de la seguridad democrática, se encuentra el rescate de 15 secuestrados en la Operación Jaque, que se encontraban en poder de las FARC, entre estos 11 soldados, 3 contratistas estadounidenses e Íngrid Betancourt .
Al igual que ha llegado a golpear duramente a dicha organización afectando a varios miembros del secretariado de las FARC entre ellos está el fallecimiento de "Raúl Reyes" en la controvertida Operación Fénix y el asesinato de "Iván Ríos" a manos de un subordinado a quien el gobierno pagó una recompensa.
Igualmente se han desmovilizado varios miembros rasos de las FARC e incluso algunos comandantes como lo fue el caso de alias "Karina" quien se entregó en mayo de 2008





Una de las críticas de los detractores consiste en que, aunque haya dado algunos resultados en materia de seguridad, la política de seguridad democrática se queda totalmente corta a la hora de enfrentar todos los aspectos del complejo problema de la violencia y del conflicto colombianos.
También ha sido bastante criticado las cifras casi irrisorias que el gobierno publica constantemente a favor de sus capturas, desmovilizaciones e incautaciones, estas cifras casi nunca concuerdan con las presentadas por las ONG’s o por los conteos extraoficiales realizados por los medios de comunicación o entidades no gubernamentales.“Además de la falta de discriminación de este tipo de cifras y la ausencia de seguimientos a los procesos. El documento dice cuántas detenciones se realizaron, pero no cuántas personas fueron condenadas, que sería un criterio mucho más real a la hora de exponer resultados. Eso lo sabe y lo reconoce el Gobierno. Y la falencia no se presenta sólo en el tema del tráfico de estupefacientes. Los números de las desmovilizaciones y las capturas contra miembros de las guerrillas o de las autodefensas, contabilizadas entre agosto 2002 y marzo de 2008, tampoco cuadran.”



1http://www.presidencia.gov.co/seguridad_democratica.pdf




MAS INFORMACION





EQUIPO. GRUPO JUEVES 8-10

JUAN ESTEBAN NARANJO- LEYDY MARCELA PEREZ

PARAMILITARISMO



Antes de hablar de paramilitarismo debemos empezar por definirlo. Según el Diccionario de la Guerra “PARAMILITARES: Grupos diferentes a las fuerzas militares de un país, pero que se asemejan a las mismas por su organización, equipo, adiestramiento o misión. Van paralelamente, son creadas con todas las formalidades legales. (Ej. Defensa Civil, cuerpos de socorro etc.)”[1].

“Crisóstomo Eseverri Hualde, el autor de un erudito Diccionario Etimológico de Helenismos Españoles, publicado en España en 1944, precisa el significado de la partícula griega " para ", utilizada como prefijo en numerosos vocablos castellanos. Según él, son tres las denotaciones de esta partícula: 1) aproximación; 2) trasposición; 3) desviación o irregularidad.”[3]

Ahora bien, según esto, los grupos de paramilitares son grupos que apoyan las acciones de los grupos militares, pero con actos irregulares, apoyan a los grupos militares, pero con acciones que van en contra de estos.

http://www.cambio.com.co/seapartedecambio/lectores_cambio/home/3459427-pag-2_2.html

Los grupos paramilitares fueron creados bajo la estrategia de eliminar al “enemigo interno” [4] a comienzos de los sesenta por asesoría de militares norteamericanos. “Se recomienda por parte de asesores militares norteamericanos la conformación de organizaciones de "tipo antiterrorista" y para la "lucha anticomunista"[5]. Bajo el amparo del decreto 3398 de 196S convertido luego en legislación permanente por la ley 48 de 1968[6] fueron entrenados y dotados de armas habitantes de las zonas en conflicto para involucrarlos de forma directa en la confrontación y que de esta forma apoyaran a los grupos contrainsurgentes.

“El Paramilitarismo en Colombia se refiere particularmente al accionar de ciertos grupos armados y al margen de la ley que se organizaron a partir de los años 1970 con el fin de combatir a los grupos armados de extrema izquierda (guerrillas colombianas)”[7]

El paramilitarismo se convirtió en una corriente, el cual quiere actuar como un movimiento político y estar en el Estado para poder gobernar y jerarquizar el país.

Todos en ciertas ocasiones de la vida nos hemos visto involucrados con este tema, ya sea por las noticias, por los comentarios ó por que nos hayan afectado directamente con un familiar muerto, una extorción y un pariente secuestrado.

“En el génesis y desarrollo histórico de dichos movimientos se vieron involucrados agentes del mismo Estado como policías, militares, además de representantes políticos y de otros sectores de la sociedad. Dicha participación desembocaría en el escándalo judicial y político que se denominó Parapolítica a inicios del siglo XXI”[8]

http://es.wikipedia.org/wiki/Autodefensa_%28grupo_paramilitar%29

Como nos dice la cita anterior muchas personas que están involucrados con los miembros del estado ya sean ministros, gobernadores, alcaldes y de las diferentes entidades de éste, se han visto en negociaciones que no tienen que ver con una situación legal o que estén de acuerdo todos los funcionarios del estado y por esto se levantan tanta acusas sobre funcionarios que se ven involucrados en esto.

La mayor motivación de estos grupos al margen de la ley en este caso los paramilitares es el tráfico de drogas, la trata de blancos y las famosas mulas están haciendo de estos grupos cada vez más ricos.

Son muchos los grupos de los cuales se olvidan los nombres, pero siempre funcionan bajo el mismo mandato, entre los que están las fuerzas armadas revolucionarias de Colombia, el ELN y la guerrilla son de los más conocidos y de los que más le han hecho daño a la humanidad.


Para más información sobre el paramilitarismo:

http://www.javiergiraldo.org/spip.php?article76

http://http//www.prensarural.org/rueda20050109.htm



[1] Diccionarios en la Red. Comunidad Astalaweb. Tipo de medio: electrónico. Consultado 26-05-09 18:47. Disponible en. http://diccionarios.astalaweb.com/Local/Diccionario%20de%20guerra.asp#P

[2] Anónimo. Paramilitarismo en Colombia. Tipo de medio: electrónico. Consultado: 25-05-09 22:44. Disponible: http://es.wikipedia.org/wiki/Autodefensa_%28grupo_paramilitar%29

[3] Giraldo M, Javier. El Paramilitarismo: una criminal política de Estado que devora el país. Tipo de medio: electrónico. Consultado: 26-05-09 18:54. Disponible en: http://www.javiergiraldo.org/spip.php?article76

[4] Equipo Nizkor. Conflicto armado y paramilitarismo en Colombia. Tipo de medio: electrónico. Consultado. 26-05-09 19:04. Disponible en : http://www.derechos.org/nizkor/colombia/ya/confarm1.htm

[5] Equipo Nizkor. Conflicto armado y paramilitarismo en Colombia. Tipo de medio: electrónico. Consultado. 26-05-09 19:04. Disponible en : http://www.derechos.org/nizkor/colombia/ya/confarm1.htm

[6] Equipo Nizkor. Conflicto armado y paramilitarismo en Colombia. Tipo de medio: electrónico. Consultado. 26-05-09 19:04. Disponible en : http://www.derechos.org/nizkor/colombia/ya/confarm1.htm

[7] Anónimo. Paramilitarismo en Colombia. Tipo de medio: electrónico. Consultado: 25-05-09 22:44. Disponible: http://es.wikipedia.org/wiki/Autodefensa_%28grupo_paramilitar%29

[8] Anónimo. Paramilitarismo en Colombia. Tipo de medio: electrónico. Consultado: 25-05-09 22:44. Disponible: http://es.wikipedia.org/wiki/Autodefensa_%28grupo_paramilitar%29

LAURA BUILES CAICEDO

JUAN MANUEL CHAVARRIA

EDGAR ORTEGA

ORIANA QUINTERO ARENAS

JULIANA VELEZ